¿Reinventada?

No estoy de acuerdo con los que hablan de “reinventarse”. Nadie se reinventa. Cuando me cuentan historias de abogados que cerraron el bufete y abrieron un chiringuito en la playa, y dicen, “se reinventó”, creo que se equivocan de cabo a rabo.

Probablemente lo que le haya sucedido al abogado es que se aburrió de la abogacía y que, un día cualquiera, se dió cuenta de la dimensión de su aburrimiento mientras preparaba un daikiri para sus amigos.

Lo que quiero decir es que el abogado algo ya sabía de copas, que la idea del chiringuito no fue casual, ya la tenía dentro, sólo la “vio”.

También a mí me lo han dicho algunos que sólo conocían mi faceta en la redacción.

Mi disfrute con el arte en general viene de lejos. Si ahora se ve, es nada más que porque me lo tomo mucho más en serio.

En el fondo, creo que sólo se trata de “escucharse” más a uno mismo y dejar que hablen nuestras habilidades sin miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>