¿Reinventada?

No estoy de acuerdo con los que hablan de “reinventarse”. Nadie se reinventa. Cuando me cuentan historias de abogados que cerraron el bufete y abrieron un chiringuito en la playa, y dicen, “se reinventó”, creo que se equivocan de cabo a rabo. Probablemente lo que le haya sucedido al abogado es que se aburrió de la abogacía y que, un día cualquiera, se dió cuenta de la dimensión de su aburrimiento mientras preparaba un daikiri para sus amigos. Lo que quiero decir es que el abogado algo ya sabía de... Read The Rest →